viernes, 18 de abril de 2014

Torta de yogur bebible

Ayer se me ocurrió ver si existía alguna posibilidad de usar el yogur bebible de vainilla que tenía en la heladera en alguna preparación reposteril. ¡Y la había! Resultó ser una torta esponjosa y muy húmeda (casi como un budín), con un sabor a vainilla suave y delicioso. A continuación les dejo la receta:

 IMG_3160IMG_3161

200 cm3 de yogur bebible de vainilla

3 huevos

2 tazas de azúcar

2 tazas de harina leudante

1 taza de aceite neutro

Procedimiento: batir los huevos con el azúcar hasta lograr un punto espumoso. Agregar el aceite y batir un poco más. Luego intercalar el yogur y la harina, mientras se sigue mezclando bien toda la preparación. Cocinar durante aproximadamente 45 minutos en horno precalentado y luego bajado a mínimo.

 

¡Listo! Es facilísima y riquísima… si me la dejan más de 5 minutos acá cerca, ¡¡¡me comía todo!!!

miércoles, 16 de abril de 2014

“El secreto Aladina. Un amor inmortal”, de Gabriel Corrado

Cuando estaba en la secundaria, uno de mis actores argentinos favoritos era Gabriel Corrado. En esa época protagonizaba “Chiquititas” (una novela infantil/juvenil) y me encantaba, me parecía re canchero. También lo había visto ya en las novelas con Andrea del Boca que mirábamos con mi mamá, y nada, me gustaba mucho. 18522882(Bueno, todavía me parece fachero, qué le voy a hacer, no lo puedo negar).

Imagínense entonces mi emoción y sorpresa cuando una de mis compañeras de trabajo, cuyo marido trabaja haciendo la prensa de varias editoriales, me contó que Gabriel Corrado sacaba una novela (!!) y que la iba a presentar en la Feria del Libro (del año pasado). Lo primero que hice fue pedir un autógrafo. Pero estos chicos son tan copados que, no sólo me consiguieron el autógrafo, sino que el mismo venía adentro del libro… listo, me hice pis apenas me mandaron la foto por Whatsapp.

El libro se hizo esperar porque… bueno, LA VIDA. Sin embargo, mis amigos nunca se olvidaron de mí y apenas pudimos vernos, me lo dieron. Lo terminé de leer hace poco y tengo que decirles que me sorprendió, de manera muy positiva.

Esta novela, primera parte de una saga (¡¡yo no lo sabía!!) es una especie de Matrix argentina con toques de literatura fantástica árabe. Sí, todo eso y más, porque está escrito por un señor (!!) pero desde el punto de vista de una chica (!!!!!!!). A la pipetuá.

Clara es una adolescente de 17 años que llega a la gran ciudad para proyectarse en una nueva vida, ir a la universidad, conocer el mundo… bueno, ya saben, las cosas que se supone que hace la gente de pueblo cuando llega a la gran ciudad. El encuentro con Sharif, un ser de otra dimensión, quien se apersona mediante una notebook vieja, cautivará a la joven, y la invitará a vivir una aventura que no tendrá marcha atrás. Una aventura adentro de “la Red”, o sea la Matrix para quienes vimos las películas y no podemos dejar de relacionarlo. Clara tiene el deber de liberar a Sharif, un genio atrapado, y de resolver el misterio de la muerte de su padre.

No les voy a mentir: el libro me gustó. Es buenísimo para que lo lean los adolescentes porque es ágil, no se detiene en pavadas y tiene un tema bastante moderno. Además, la forma en que la Red está explicada me encantó. Me pareció original. Me llevó un par de días leerlo y el final, al ser parte de una saga, es un cliffhanger de aquellos, pero no importa. Ya llegará la continuación.

viernes, 4 de abril de 2014

365 de Muñecas–Marzo 2014

Estas son mis fotos favoritas de las que saqué durante marzo. Hubo algunos días de intenso trabajo y/o actividades fuera de casa que no me permitieron sacar fotos a un horario decente y con buena luz, así que las que más me gustan, este mes, no son tantas. Pero estoy contenta, porque todavía sigo con ganas de seguir sacando fotos.

 

PicMonkey Collage

Perséfone, Campanita, Artemisa, Petra, Hipólita

 

Pueden ver el resto de las fotos, acá.

martes, 1 de abril de 2014

“Heroes of Olympus”: libros I, II, III y IV + “The Demigod Diaries”, de Rick Riordan

Los que están un poco cansados de leer sobre ésto se van a poner contentos, porque se me acabaron los libros de Rick Riordan. Sí, al menos hasta octubre, cuando salga el último tomo de la saga “Héroes del Olimpo”.

PicMonkey Collage

Como ya les conté, estuve entusiasmadísima leyendo las nuevas aventuras de los semidioses griegos de la saga de Percy Jackson, junto con nuevos semidiosas, esta vez romanos, encabezados por Jason, hijo de Júpter (o sea, Zeus). Me los leí todos seguiditos, era tal el grado de “enganche” que a veces ni llegaba a cambiar la foto del libro que estaba leyendo, acá en el blog, cuando ya pasaba al siguiente. La verdad es que me gustaron mucho, mucho. Les cuento a continuación de qué se trata cada uno. El hilo conductor de esta saga (¿se acuerdan que en la anterior los Titanes, liderados por Cronos, querían derrotar a  los dioses y apropiarse del mundo?) es Gea y sus intenciones de despertar (porque Gea, la Tierra, vive en un eterno letargo) y destruir a los dioses y toda la humanidad, para que sus hijos los Gigantes (más viejos que los Titanes) sean los únicos dueños del mundo. Básicamente, lo de siempre. Muerte y destrucción.

Libro I: The Lost Hero (o bien, El héroe perdido): la trama se sitúa meses después de la batalla en el Empire State de Nueva York (la sede del Olimpo actual), donde Percy y sus compañeros derrotaron a los Titanes. Jason se despierta en un micro, sin saber a dónde va ni con quién está. Rápidamente nos enteramos de que es un semidiós y de que sus compañeros de viaje, Piper y Leo, también lo son (hija de Afrodita e hijo de Hefesto). Cuando llega al Campamento de los Mestizos, donde se busca afanosamente a Percy Jackson desde hace varios meses, descubre que es hijo de Zeus (aunque siempre dice Júpiter y nadie entiende por qué) y hermano de Thalia (!!), y que si quiere recuperar su memoria, deberá emprender una misión junto a sus amigos para salvar a la diosa Hera, que ha sido capturada por uno de los Gigantes de Gea, y al padre de Piper. Sin embargo, al finalizar la misión las aventuras no terminan, ya que los semidioses griegos descubren la existencia del campamento de semidioses romanos del cual proviene Jason (quien ya ha recuperado la memoria), la rivalidad que hay entre unos y otros y la razón por la que deben permanecer separados. Se revela nuevamente la Gran Profecía de los Siete y queda claro que Jason, Piper y Leo deben viajar hacia el otro campamento para reclutar la ayuda necesaria para vencer a los Gigantes y detener a Gea. Annabeth se les unirá, especialmente porque sospecha que Percy probablemente ya esté allí.

Libro II: The Son of Neptune (o bien, El hijo de Neptuno): la historia de este volumen comienza con Percy Jackson, sin recuerdos de ningún tipo salvo Annabeth y su relación con ella, siendo perseguido por un par de gorgonas enardecidas que no parecen morir jamás… son las hermanas de Medusa. En su huída, Percy llega a un extraño campamento gracias a la ayuda de la diosa Hera y descubre que está en el Campamento Júpiter, donde también se encuentra la ciudad de Nueva Roma, un lugar donde los semidioses pueden tener una vida normal sin el peligro de los monstruos. En este campamento, Percy conoce a Frank y a Hazel (hijo de Marte e hija de Plutón, respectivamente) y rápidamente traban amistad. Luego de unos juegos de guerra, aparece Marte en el campamento y les encomienda a los tres la misión de rescatar a Tánatos, dios de la muerte, prisionero en Alaska de uno de los Gigantes de Gea. Durante el viaje hacia Alaska, Percy recupera la memoria y él y sus amigos comprenden exactamente qué deben hacer al volver al Campamento Júpiter.

Libro III: The Mark of Athena (o bien, La marca de Atenea): la principal protagonista de este volumen es Annabeth, hija de Atenea. Luego de reencontrarse con Percy en el Campamento Júpiter, Annabeth debe enfrentar la prueba más difícil. Su madre (como los demás dioses) está muy afectada por la dualidad entre sus personalidades griega y romana ahora que los hijos de ambas facetas se han encontrado. Los dioses del Olimpo parecen esquizofrénicos y están incapacitados para defenderse ante el inminente ataque de Gea. Solo queda una opción: que Annabeth siga la Marca de Atenea en Roma (la verdadera Roma), recupere un tesoro muy preciado que podría poner fin a la eterna lucha entre semidioses y romanos. Viajar al Viejo Mundo es muy peligroso para los semidioses, pero los 7 elegidos, a bordo del Argo II, no ven otra solución. En el camino enfrentan muchos peligros donde se pone a prueba su lealtad y la capacidad de trabajar en equipo, aún perteneciendo a grupos enemigos.

Libro IV: The House of Hades (o bien, La casa de Hades):  aún después de haber rescatado a Tánatos, el dios de la muerte, y de haber recuperado el tesoro de Atenea, nuestros semidioses aún no logran vencer a Gea y sus Gigantes. Para hacerlo, deben cerrar las Puertas de la Muerte, por donde cada vez más monstruos están escapando. Lo que parece una misión sencilla, en realidad no lo es: primero hay que llegar hasta el templo de Hades, en Grecia, y después hay que cerrar las puertas, desde adentro (el Tártaro) y desde afuera. Annabeth y Percy tienen la difícil misión de recorrer el Tártaro solos, pero contarán con una valiosa ayuda que jamás se hubieran esperado. Desde el mundo exterior, los demás semidioses tienen que llegar a la casa de Hades al mismo tiempo que Annabeth y Percy llegan a las Puertas de la Muerte, para rescatarlos y luego sellar la salida. Si no tienen éxito, Gea terminará de despertar y el mundo se verá poblado de Gigantes y monstruos.

Este es el panorama general de cada libro. Quizás parezca lleno de spoilers, pero créanme cuando les digo que esto es un 10% de todas las aventuras que viven los personajes. Y está todo tan bien entrelazado, incluso con la historia de la primera saga, la de Percy Jackson, que da gusto leer y descubrir nuevas cosas.

_fanart__the_heroes_of_olympus_by_tonyohoho-d5oyd54

Créditos imagen aquí.

 

the-demigod-diaries-coverComo en el caso anterior, Rick Riordan también sacó otro libro entre medio de las publicaciones de la saga principal, que complementa y da forma a las historias de la misma.

El libro en cuestión es The Demigod Diaries, o bien Los diarios del semidiós, y en él se narran aventuras puntuales protagonizadas por nuestros semidioses favoritos, que dan un poco más de contexto para ciertos datos que en las novelas principales se dan por sabidos. Por ejemplo, cómo se conocieron Luke, Thalia y Annabeth, contado desde el punto de vista de Luke. O cómo fue la primera cita de Annabeth y Percy, donde tienen que recuperar el cetro robado de Hermes para luego terminar cenando en Paris.

En este libro también se incluye un cuento escrito por el hijo mayor de Riordan, quien fue la inspiración detrás del nacimiento de Percy Jackson. Haley Riordan tenía dislexia y trastorno por déficit de atención por hiperactividad y, para ayudarlo durante el proceso de aprender a controlar sus trastornos, su padre Rick creó la historia de Percy Jackson, un semidiós que tenía el mismo problema.  Gracias a estos personajes, los años escolares de Haley fueron más llevaderos y, encima, su padre logró un best-seller. Redondo por donde se lo mire. Haley, ahora adolescente, está haciendo sus primeros pinitos en la escritura y se presenta en este libro con un cuento sobre los hijos de Hécate, diosa de la magia, y lo que les sucedió a los semidioses que lucharon del lado de Cronos… y perdieron.

Este me gustó más que el anterior (The Demigod Files).

Bueno, si alguno los leyó o los va a leer, espero opiniones Smile Ahora los dejo descansar hasta que salga el último en octubre, jaja.

lunes, 10 de marzo de 2014

Feliz cumpleaños a mí

Cuenta la leyenda que yo de chica era medio mal llevada, la frase de cabecera en mi familia era “No la apuren…”, y se la decían a la gente que no me conocía, porque ya todos sabían que si me apuraban yo me empacaba, lloraba, me ponía mal. Así lo atestigua la foto de acá abajo, que no es de mi cumpleaños sino del cumpleaños de mi abuelo. Miren esa torta… es una de las fantásticas tortas que solía hacer mi mamá. Si no me equivoco, el abuelo cumplía 50 y mamá le había hecho la torta de 5 pisos. Se ve que me llamaron para sacarme la foto con la velita, pero… nunca fui de soplar las velitas, era más bien una obligación que una cosa que me gustara. En fin, creo recordar que me apuraron y (obvio) me empaqué, porque sino no tendría la cara que tengo en esa foto. Tenía dos años recién cumplidos, el abuelo cumplía años el 29 de marzo, 19 días después que yo.

Ana 0034

Hoy, 30 años después, me volvieron a apurar, pero en otras circunstancias. Y hoy, como en ese momento, me puse mal, me dio dolor de panza… no me empaqué, sino que más bien agaché la cabeza y continué con mis obligaciones diarias. Me reanimé un poco cuando, al rato, fui a almorzar con mi mamá y mi nona, que me prepararon una de mis comidas favoritas y conversamos y nos reímos. Cuando volví a casa, papá me había pasado esta foto por Skype como ciber-regalo de cumpleaños. Y nos reímos de mis empacadas y de mis reacciones de vieja vinagre, como decimos a veces en modo de chiste.

Increíble que hayan pasado 30 años, y mucha agua bajo el puente, y que sin embargo yo siga siendo la misma nena a la que no le gusta que la apuren, la que quiere hacer las cosas bien y a su propio ritmo, si, total, igual se van a hacer. Para qué meterme presión.

Pero no desesperen, también sé disfrutar de mis cumpleaños y si no me apuran ni me obligan a hacer lo que no quiero, puedo ser toda sonrisas y alegría:

 Ana 217

Qué hermosa es la sonrisa de mi mamá. Y sus tortas eran las mejores del mundo mundial ♥♥♥

martes, 4 de marzo de 2014

Lo que estoy escuchando

Me encanta AccuRadio porque tiene todo tipo de música. Normalmente siempre entraba para escuchar música celta, Swing, Blues o “Sour Times”, un canal de música británica depre que me gusta mucho, pero últimamente me copé con HitKast: Best of 2013.

image

En este canal pasan los temas HIT del año pasado (hay otros canales de HitKast que tienen temas famosos de años anteriores, todo muy pop). Muchos para mí son novedad porque no escucho mucha radio “normal” y no los conocía. Otros por ahí sí porque eran de artistas que sigo con regularidad. La verdad es que está genial y es una buena opción si querés escuchar música moderna, pegadiza (no hay lentos en este canal, es todo pum para arriba) y sin cortes publicitarios ni locutores que gritan y dicen pavadas (la verdadera razón por la que no escucho radio).

Pulgares arriba para HitKast. AccuRadio did it again!